Piel seca y extremadamente seca (atópica) en el rostro Reconocer y lidiar con los síntomas de los brotes

Piel seca y extremadamente seca  (atópica) es una enfermedad crónica de la piel muy común que afecta a adultos, niños y bebés. La piel del rostro y del cuerpo es muy seca e irritable. Típicamente la piel seca y extremadamente seca (atópica) tiene dos fases: la activa (también conocida como "brotes") y la inactiva. Es importante que quienes la padezcan protejan la piel durante las fases de inactividad para prolongar los períodos entre las fases activas.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

¿Qué es la piel seca y extremadamente seca (atópica)?

La piel seca y extremadamente seca (atópica) es una enfermedad de la piel crónica que afecta a bebés, niños y adultos, en el cuerpo así como también en el rostro. Se caracteriza por la piel seca, irritada y con picazón que se vuelve espesa y puede agrietarse y, a veces, hasta sangrar. No existe una única causa pero quienes la padecen experimentan una deficiencia de humectación y una interrupción en el metabolismo de las ácidos grasos que hace que la función de barrera de la piel se vea dañada.

Cerca del 10% de la población mundial (entre el 10-20% de niños y 2-5% de adultos) se ven afectados y los casos siguen aumentando. De hecho, durante los últimos 30 años, el número de pacientes creció un 200-300%.

La piel seca y extremadamente seca (atópica) es más común en los bebés y los niños. 90% de los pacientes experimentan síntomas antes de los cinco años y el 80% a los dos. Las pruebas sugieren que son más las mujeres las que la padecen que los hombres, aunque la diferencia es leve; y que es una enfermedad predominante en el lado occidental del mundo.

La piel atópica atraviesa dos fases: no activa (o "normal") y activa (o "brote").

Durante la fase no activa la piel del rostro puede estar seca o muy seca, levemente descascarada, rosa o roja; y las áreas afectadas, comúnmente las mejillas, el cuero cabelludo, la frente y el contorno de los ojos y detrás de las orejas, pueden presentar pequeñas grietas cicatrizadas.

La fase más perturbadora, tanto física como psicológicamente, es la fase del brote en la cual quienes la padecen experimentan picazón leve a intensa y la piel facial, se vuelve roja a roja oscuro, despareja a hinchada, dolorida, descascarada y hasta con suaves sangrados.

Ilustración de la piel con síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica)
1. Función de barrera de la piel dañada que facilita la invasión de microorganismos 2. Activación de células inmunes, irritación 3. Picazón
Piel que luce roja y descascarada.
Durante las fases no activas de la piel seca y extremadamente seca (atópica), la piel puede lucir seca, levemente descascarada a roja.

Si tienes dudas acerca de tus síntomas consulta con un médico o dermatólogo.

CAUSAS Y DETONANTES

Causas y detonantes potenciales de la piel seca y extremadamente seca (atópica)

Hasta el momento, no se ha identificado ninguna causa, aunque se considera que ciertos factores contribuyen a la piel seca y extremadamente seca (atópica).

Por ejemplo:

  • De hecho, si ambos padres sufren de piel seca y extremadamente seca (atópica), hay un 60-80% de probabilidades de que su hijo también la padezca. Los hijos heredan las deficiencias de la filagrina de padres afectados haciendo que carezcan de humectación natural.
  • La ubicación geográfica puede jugar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad. Su prevalencia se inclina en gran medida hacia el mundo occidental y la cantidad de casos es significativamente mayor en las ciudades que en el campo. El clima frío también parece aumentar el riesgo. Por ejemplo, los niños jamaiquinos tienen el doble de posibilidades de desarrollar piel seca y extremadamente seca (atópica) si crecen en Londres (donde la contaminación es alta y las temperaturas relativamente bajas) que aquellos que viven en Jamaica.
  • Según ciertas pruebas la edad de una madre cuando da a luz tiene una relación directa con el riesgo que tiene el hijo de tener piel atópica; cuanto más avanzada la edad de la madre, más altas las probabilidades.
Una mujer sonándose la nariz.
Tráfico de automóviles.
El domicilio o ubicación geográfica en general puede jugar un papel importante en el desarrollo de la piel seca y extremadamente seca (atópica).

Estos factores patogénicos conducen a la piel seca con la función de barrera interrumpida.

Cuando quienes la sufren se rascan, dañan la barrera de la piel dejando las capas subyacentes propensas a la infección por bacterias y a las influencias del medio ambiente como los irritantes, alérgenos y contaminación.

El ciclo de la piel atópica (también conocido como ciclo de la picazón)
FACTORES QUE CONTRIBUYEN

OTROS FACTORES QUE CONTRIBUYEN

Existen varias texturas y químicos que pueden contribuir o agravar los síntomas existentes, como por ejemplo:

  • vestimenta o materiales; en especial la lana y el nailon
  • ciertos alimentos; lácteos, frutos secos, frutos de mar, etc.
  • bebidas alcohólicas
  • alergias a los ácaros, polvo y polen
  • productos de limpieza
  • humo de cigarrillo

Así como también detonantes emocionales que pueden afectar los síntomas de quienes la padecen, que incluyen:

  • estrés
  • insomnio
  • transpiración

Lee más acerca de los factores que influyen en la piel.

Una mujer bebiendo una copa de vino tinto.
Tomar bebidas alcohólicas puede detonar los síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica)
Una mujer en posición pensativa; su mano sobre la frente.
El estrés puede ser un disparador de los síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica)
SOLUCIONES

Lidiar con los síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica) a durante el brote

Aunque no hay "cura" para la piel seca y extremadamente seca (atópica), los síntomas del brote activo e inactivo pueden aliviarse con productos de cuidado cosmético y farmacéutico.

Emolientes

Durante las fases inactivas, los emolientes (o humectantes) deben ser utilizados todos los días con regularidad y consistencia. Estas cremas, lociones y aceites contienen altos concentrados de aceite que ayudan a mantener la piel elástica, humectada y protegida de los irritantes. Cuando la piel se encuentra humectada reduce la picazón y la barrera de la piel es menos probable que se dañe por el rascado.

Los ingredientes que generalmente se encuentran en los emolientes son:

  • Ácidos grasos omega-6 del Aceite de Onagra y Aceite de Semilla de Uva. Estos alivian y nutren la piel mientras reponen su barrera protectora natural.
  • Licochalcona A (un extracto de la raíz de licorice). Este es un antiinflamatorio y antioxidante natural que reduce el enrojecimiento y alivia la irritación.

Cuidado activo

Durante el brote se requiere un cuidado más activo para ayudar a reducir cualquier irritación y picazón. Además, no se la puede aplicar en grandes partes del cuerpo y su efectividad disminuye con el uso continuo.

Las propiedades de Eucerin DA Control Crema de Cuidado Intensivo para el cuidado de la piel mejoran significativamente la apariencia de la piel. DA Control Crema de Cuidado Intenso no es un producto farmacéutico y no intenta reemplazar a uno que lo sea.

Un médico con el estetoscopio alrededor del cuello, tomando notas.
Cuando aparecen los brotes es recomendable consultar con un dermatólogo.

Cuidado personal diario para el rostro con la piel seca y extremadamente seca (atópica)

Quienes la padecen también pueden hacer cambios en el estilo de vida par aliviar las molestias.

Por ejemplo:

  • Mantener la temperatura fresca; especialmente a la noche. La transpiración causa irritación y picazón.
  • Mantener las cremas y las pomadas en el refrigerador; los emolientes fríos ofrecen un alivio adicional a la picazón.
  • Escribir en un diario los comportamientos del medio ambiente y nutricionales para identificar qué desencadena los síntomas.
  • Meditar o practicar yoga ayuda a reducir el estrés.
  • Dar palmadas en vez de rascar la piel. Ambos tranquilizan, pero las palmadas no dañan la barrera de la piel.
  • Mantén cortas y suaves las uñas de los niños para minimizar los daños producto del rascado.
  • Usar guantes de algodón a la noche para prevenir que te rasques mientras duermes.
  • Tomar duchas en vez de baños, manteniendo la temperatura por debajo de los 32°, sin que sean muy frecuentes.
  • Secar la piel con palmadas; luego aplica la crema o loción directamente después.
  • Evitar los irritantes como las esponjas duras.
Una mujer escribiendo en un anotador.
Trata de organizar tu vida; anotar el momento y circunstancia de los síntomas puede ayudar a evitar los factores que los desencadenan.
Una mujer duchándose.
Se recomiendan las duchas más que los baños; siempre y cuando la temperatura no supere los 32º.

Si tienes dudas acerca de qué dirección tomar no dudes en consultar a un médico o dermatólogo.