Envejecimiento prematuro de la piel Prevención

Una rutina diaria apropiada para el cuidado de la piel

Ciertas sustancias químicas, como los agentes tensoactivos, pueden ser agresivas con la piel, causar estrés oxidativo y provocar envejecimiento prematuro. Una buena rutina para el cuidado de la piel ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro y a desacelerar los signos visibles del general skin ageing. Recomendamos la siguiente rutina:

Una mujer se lava el rostro.
Un limpiador facial suave limpia la piel sin resecarla.
Una mujer se aplica un producto para el cuidado de la piel en las mejillas.
Elige un producto humectante para el cuidado de la piel que aborde lo que más te preocupa en relación con el envejecimiento.

Evita la exposición prolongada al sol y usa la protección solar apropiada


Tomar un poco de sol es saludable, pero limitar el tiempo que la piel está expuesta ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro. Un enfoque comprometido con la protección solar también ayudará a mantener la apariencia más joven de la piel por más tiempo. Te recomendamos que incluyas los productos con FPS apropiados en tu rutina diaria de cuidado de la piel. El protector solar adecuado es aquel que se elige de acuerdo a tu tipo de piel y tus niveles naturales de color/pigmentación. El nivel de protección que elijas debe variar según su ubicación y la intensidad del sol.

Una mujer que se aplica protector solar
Un protector solar adecuado puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro.

Aliméntate de forma saludable

Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas, ofrece una buena fuente de antioxidantes (las moléculas que neutralizan los radicales libres). Cambiar la dieta para incluir más de estos alimentos esenciales puede ayudar a reducir el estrés oxidativo y prevenir el envejecimiento prematuro. Una dieta saludable también puede desacelerar el proceso de envejecimiento general de la piel.

Una mujer que come una manzana.
Las frutas y las verduras frescas son ricas en antioxidantes como la vitamina C, la vitamina A y la vitamina E.

Cómo proteger la piel contra el envejecimiento prematuro

Los siguientes cambios en el estilo de vida ayudarán a proteger la piel contra el estrés oxidativo y a evitar que la piel envejezca de forma prematura:

Muchas de las causas del envejecimiento de la piel —aquellos determinados por la genética y las hormonas— son absolutamente naturales y no se pueden evitar. Pero existen factores externos —como la exposición excesiva al sol— que pueden hacer que la piel envejezca de forma prematura. Opciones sensatas del estilo de vida pueden reducir el impacto de dichos factores y ayudar a mantener la piel con un aspecto más joven por más tiempo.

Protege tu piel contra la contaminación del aire


La contaminación del aire, común en muchas ciudades, también desencadena la formación de radicales libres y agrava los efectos de la exposición al sol, lo que acelera el estrés oxidativo. Proteger la piel a diario con el producto con FPS apropiado ayudará a desacelerar este proceso.

 

Trata de no fumar


Las sustancias químicas y la nicotina presentes en los cigarrillos desencadenan el estrés oxidativo de una forma similar a la contaminación. Dejar de fumar ayudará a prevenir que la piel envejezca de forma prematura.

Los rayos UVA y UVB activan la liberación de radicales libres en el cuerpo, proceso que se conoce como estrés oxidativo. Los radicales libres dañan las células de la piel y aceleran el fotoenvejecimiento. La piel se protege a sí misma mediante el bronceado y el engrosamiento de la epidermis, pero la protección que estas medidas pueden ofrecer es limitada. Este límite varía de una persona a otra y, cuando se excede, se producen daños permanentes en la piel y el aceleramiento de los signos visibles del envejecimiento: arrugas, pérdida de volumen y pérdida de elasticidad y arrugas profundas.

La exposición excesiva a la dañina radiación UV también produce quemaduras solares, pigmentación despareja y, en el peor de los casos, incluso cáncer de piel. Lee más acerca de los efectos de la radiación UVA y UVB aquí.

Otros factores externos que desencadenan el estrés oxidativo y que pueden contribuir al envejecimiento prematuro de la piel incluyen:  

  • Contaminación
  • Tabaquismo
  • Dieta
  • Cuidado inapropiado de la piel
La exposición excesiva al sol produce envejecimiento prematuro de la piel
Los rayos UVA y UVB dan cuenta del 80% del envejecimiento prematuro de la piel.
Una mujer con un tocado de color blanco
La exposición excesiva a la dañina radiación UV también produce quemaduras solares.

¿Qué causa el envejecimiento prematuro de la piel?

La exposición excesiva al sol —junto con una protección solar inapropiada o insuficiente— da cuenta de más del 80 % del envejecimiento prematuro de la piel.