El estrés puede causar o desencadenar los granos y el acné y ¿qué relación tiene el estrés con el acné?

El estrés puede causar o desencadenar los granos y el acné

Nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo y espejo de nuestro bienestar físico y mental. 

Como sabe cualquiera que lo haya experimentado, sufrir acné y tener la piel propensa al acné puede ser muy estresante. Más información acerca de este tema en la sección titulada El impacto psicológico del acné.

En este artículo examinamos el efecto que tiene el estrés psicológico provocado por motivos personales o profesionales sobre el cuerpo en general y sobre nuestra piel en particular. Analizamos la relación entre el estrés y el acné, cómo el estrés podría causar o agravar las imperfecciones así como algunas cosas que podemos probar para reducir el estrés y minimizar su efecto sobre la piel.

¿Qué es el estrés y cómo evoluciona?

El estrés es un problema muy individual. Para algunos es un estimulante mientras que para otros es una presión*1. Y cuando es una presión, la gente reacciona de distinta manera: algunos se aterrorizan ante problemas en apariencia menores mientras que otros mantienen la calma cuando tienen que enfrentarse a grandes dificultades.

Hay una diferencia entre el buen estrés (euestrés) y el estrés negativo (disestrés). En las situaciones estresantes el cuerpo produce hormonas como la adrenalina y el cortisol, sube la presión sanguínea  y el cuerpo se coloca en modo alerta. Para nuestros antepasados este estado era ventajoso de cara la supervivencia, en situaciones peligrosas, y así estaban en condiciones de luchar o de huir.

Entre el 50 y 80% de los pacientes con acné admite que el estrés lo empeora *1

¿Puede el stress causar o desencadenar el acné?

El estrés puede alterar el metabolismo: Puede suponerle problemas para dormir, sus digestiones se ven perjudicadas, se puede sentir deprimido o quizás irritable y en situación de desequilibrio. Y para muchas personas no pasa largo tiempo antes de que los efectos se presenten en la piel: empieza a presentar picores y una tendencia al enrojecimiento y aparecen las imperfecciones.

El estrés emocional se asocia desde hace mucho tiempo con el acné, pero las investigaciones sugieren que, hasta hace poco, la ciencia ha subestimado el efecto que tiene sobre la gravedad del acné.*1

 
El estrés de los exámenes provocó que empeoraran los síntomas de acné de los estudiantes de manera considerable

Una investigación realizada por la Clínica de Dermatología de la Universidad, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, revela una correlación patógena (es decir, causante de enfermedad) entre el estrés crónico y el empeoramiento del acné.* 4

Cuando aumentaba el nivel de estrés de los estudiantes participantes-entorno a las fechas de los exámenes y bajo una presión aguda para conseguir buenos resultados, junto con la consiguiente falta de sueño y cambios en los hábitos de comida-, se observó un aumento en la intensidad del dolor y una prolongación significativa del proceso de curación de las heridas. Además de todo esto, empeoró el problema de la piel. 

Cuando sufrimos estrés, nuestro cuerpo produce hormonas (tales como cortisol y andrógenos adrenales), neuropéptidos (proteínas nerviosas como las endorfinas y la insulina) y citocinas inflamatorias (pequeñas proteínas que desencadenan la inflamación) que tienen influencia en el comportamiento de las glándulas sebáceas y pueden empeorar el acné.*1 Puede consultar más información acerca de las glándulas sebáceas en la sección titulada La formación del acné y en Las causas y los agentes desencadenantes del acné. También puede consultar más información acerca de El acné y las hormonas.

¿Qué aspecto tiene el acné provocado por el estrés?

Lo más probable es que el acné del estrés aparezca con un mayor número de puntos negros (comedones cerrados), de espinillas (comedones abiertos) y de granos. Puede consultar más información acerca de la aparición de estos distintos tipos de imperfecciones en la sección titulada "La formación del acné".
Hay muchas formas distintas de acné y puede consultar más información acerca de ellas en la sección titulada "Los diferentes tipos de acné".

Sugerencias para reducir el estrés

Si el mundo que te rodea parece haberse vuelto loco y todo el mundo quiere algo de ti al mismo tiempo, no te será fácil mantener la calma. A continuación indicamos algunas cosas que puedes hacer para mantener la calma y volverte más resistente al estrés cotidiano:

Técnicas de relajación 
El entrenamiento autógeno, el yoga, la meditación, los tratamientos de bienestar y los métodos de la medicina tradicional china (TCM) pueden ayudarle a relajarse, a desarrollar una actitud mental positiva y a mejorar la propia confianza en usted.

Deporte y ejercicio
El deporte libera endorfinas (hormonas del bienestar) en el cuerpo. Estas hormonas le ayudan a sentirse mejor consigo mismo y facilitan la relajación. Una mejor forma física también contribuye a los sentimientos de valía personal. Más información en la sección El acné y el deporte.

Las técnicas para calmarse le pueden ayudar a mantener bajo control los granos que aparecen por el estrés

Una dieta sana
Una dieta sana y equilibrada con buena cantidad de hortalizas y frutas frescas y de frutos secos puede facilitar la tarea de luchar contra el estrés. Intente beber más agua y menos bebidas alcohólicas y con cafeína que pueden desencadenar la producción de insulina y agravar el estrés. Puede encontrar más información sobre qué cosas comer y qué cosas evitar en la sección titulada ¿Qué cambios puedo realizar en la dieta para mejorar la situación de la piel propensa al acné?

Otras sugerencias sobre cosas que puede probar para mantener bajo control el estrés y las imperfecciones de la piel aparecen en la sección titulada Sugerencias para reducir el estrés.

*1 Impact of psychological stress on acne. Jović et al. Acta Dermatovenerol Croat 2017; 25(2): 133-141
*2 http://www.gostress.com/stress-facts/
*3 Marucha PT, Kiecolt- Glaser JK, Favagehi M. Mucosal wound healing is impaired by
examination stress. Psychosom. Med. 1998;60:362-5.
*4 http://jamanetwork.com/journals/jamadermatology/fullarticle/479409)

Artículos relacionados

Suscripción a Newsletter

Para recibir las últimas noticias de Eucerin, porfavor completa el siguiente formulario.

  • Prueba nuestros productos nuevos
  • Participa en exclusivos concursos y sorteos
  • Actualízate con información novedosa y sugiere